Depredadores de la esperanza

eqgrwfFara María no se baña en el malecón, porque en el agua hay un tiburón. En Cumanayagua no hay tiburones, aquí mas bien, el depredador es el deterioro y el desinterés, motivos por lo que hace más de 10 años la piscina permanece clausurada a pobladores y deportistas, mientras continua consumiéndose como doliente sin solución. Sigue leyendo

Anuncios